En mi vida he estudiado muchos libros sobre Diabetes, todos han sido una pérdida de tiempo. Quizás te sientas identificado conmigo en las siguientes líneas.

Tal como un caso en común, el estrés del día a día, mi ansiedad por comer bastante y falta de ejercicio hicieron en mi que tenga siempre un nivel de azúcar bastante alto en mi cuerpo, fatigándome a cada momento e incluso a llegar a descontrolar mi presión arterial.

Luego de bastante tiempo de estar con un habito alimenticio y de ejercicios muy malo llegue a generar una pre-diabetes que aun siendo peligroso no lo tome en cuenta, los médicos me decían que estaba en el umbral de llegar a tener Diabetes tipo 2, haciendo caso omiso siempre porque decía que era algo erróneo porque al ver a las personas con Diabetes tipo 2 tan mal, me dije, ¡yo no estoy tan mal, quizás es un mal análisis!

Pues el momento que no pensé que llegaría a afectarme llego. Me Diagnosticaron Diabetes Tipo 2; quede totalmente desolado, deprimido y pues pensando que firme mi sentencia de muerte. Y no obstante me indicaron que la Diabetes Tipo 2 era aun controlable pero si no hacia algo con mi salud me esperaban las puertas abiertas para la Diabetes Tipo 1

Y bueno soy como tú o cualquier otra persona en el mundo que puede errar, una de las muchas personas que aun teniendo Diabetes Tipo 2, sigue teniendo un terrible miedo y pavor a llegar a Diabetes Tipo 1, donde muy bien sabes que ya no hay vueltas atrás y peor aún, dependemos de insulina por prácticamente todo los que nos resta de vida.

Es muy lamentable llegar a estos casos, donde sabemos que dependeremos de una dosis diaria para poder tener una buena calidad de vida, que, si lo vemos desde un punto de vista generalizado, no es tan buena. Quizás pienses que estás perdido, y no te culpo, con las cosas que hay a nuestro alrededor y lo que habla la sociedad podrías sentirte así; alguna vez yo estuve en tu lugar.

Buscaba incesablemente la solución, la cura a mi enfermedad, y solo encontraba falsas esperanzas tras falsas esperanzas. Recorrí por la Salud Holística, Salud Nutricional, Salud de Relajación mediante Reflexología, pero eso sí, una vez que me enteré de mi terrible padecimiento y las recetas que me daban los médicos, me di cuenta de que, si no me moría por Diabetes, me moría por los medicamentos que iban a destrozar mi organismo. De esa manera jamás accedí a tratarme con medicamentos.

Después de años y años de estudiar numerosos artículos sobre la Diabetes Tipo 2, descubrí algo interesante; que había personas que afirmaban haberse recuperado de la Diabetes mediante nutrición con vegetales y frutas con una dieta rígida.

Comencé a probar todas las dietas de las cuales buscaba información, era agradable mi satisfacción cuando mis niveles de azúcar se estabilizaban, cuando mi hipertensión se regulaba, ¿Serán los ejercicios de Relajación?, ¿Sera mi dieta?  Prácticamente nunca supe a ciencia cierta qué fue lo que más me ayudo, pero de que estaba haciendo un cambio en mi cuerpo y organismo ciertamente era notorio.

Luego de 3 meses de aplicar este Método el cual lo denominé “Protocolo de la Diabetes” me sentí como nuevo, aunque seguía teniendo Diabetes tipo 2.

Aunque eso no me desanimaba, yo dije, “Bueno, si me está haciendo bien, y me siento realmente bien, ¿por qué debería parar?”. Con ese pensamiento como retando a la Enfermedad, realice mi cambio de hábitos de vida.

Deje de Fumar, de beber bebidas alcohólicas considerablemente, aumente el consumo de agua y rematando con el “Método Protocolo de la Diabetes” comencé a tener un nuevo habito de vida. Y la verdad, me sentía muy bien.

No fue que ya después de 2 años que tenía este maravilloso habito de vida que decidí visitar al doctor para que me examinara y a pesar que sabía que me iba a dar la típica noticia de que tenía diabetes tipo 2, ocurrió algo inesperado.

Me pidió repetir mis muestras de análisis para Glucosa “Diabetes” porqué tenía una lectura de 120 mg/dl, yo no entendía que es lo que estaba ocurriendo, y bueno, decidí volver la siguiente semana, pensando que lo que fallo fue el equipo electrónico que mide la glucosa.

Al volver una semana después, descubro que tenía un nivel de azúcar en mi sangre de 127 mg/dl. Sorprendido el profesional de la salud me pregunto que si hice algo o tome alguna medicación de la que no le haya comentado a él. La Verdad quede pasmado con todo eso, me di cuenta de que cree algo que realmente me ayudo y que mantiene mi salud a excelente calidad.

Estuve tan entusiasmado que decidí crear esta guía para compartir todo lo que yo hice desde levantarme de cama temprano en las mañanas hasta volverme a acostar en las noches.

No quiero engañarte como otras personas, no quiero decirte que sanaras de la DIABETES TIPO 2 en un par de meses, milagros solo los hace DIOS.

Como bien te comenté, a mí me costó 2 años recuperar de este mal, manteniendo una lectura de mi glucosa entre 110 mg/dl y 120 mg/dl pero eso no quiere decir que deje mi habito de vida, más bien aún lo tengo más perfeccionado que en el principio.

Yo quisiera que tú salgas de esta enfermedad lo más antes posible, pero la única manera de mejorar en el caso de mi experiencia, es la constancia.

Lo que si te garantizo y te prometo que obtendrás, será controlar tu DIABETES TIPO 2, y eso lo harás en poco tiempo. Tendrás que hacer grandes sacrificios, pero tendrás grandes satisfacciones de las cuales disfrutaras cada día.

Te recomiendo leer y volver a leer este libro guía que lo he diseñado con tanto ahincó para que personas como tu tengan la fortuna de pasar lo que yo estoy pasando actualmente.

Espero que tengas la misma suerte que yo en muy poco tiempo.

Tu amigo.

Andrés Buenaventura